Crítica / Caudillo
La epopeya

Aunque se trata de un documental, la película abarca varios géneros: algunos discursos, como el de Queipo de Llano en Sevilla, auténticas piezas de humor. No falta el romanticismo, a cargo de las Brigadas Internacionales. La comedieta cómica se lleva muy airosamente en aquellas primeras escenas familiares que se rodaron en El Pardo. La tragedia se da en unos pocos planos de Guernica. Y la comedia musical, muy vistosa, por cierto, llena de banderas y trajes bonitos, la interpreta la Falange. Luego está la epopeya, la auténtica y terrible epopeya de un pueblo entero que sufrió y murió heroicamente, sin tener culpa real de todo aquello.