Crítica / Libre te Quiero
Libre te quiero. Reseña El Mundo

Sin más doctrina que los versos transparentes de Agustín García Calvo cantados por Amancio Prada, la película discurre por la retina del espectador con la única y clara intención de recuperar un simple instante. Y ésa es la virtud, y antídoto contra pesados y perezosos, de ‘Libre te quiero’. Importa la belleza de un momento capturado en su plenitud […] sin más idelogía que la de la propia belleza. La belleza, otra vez, del simple instante. No hay más.