Crítica / Octavia
Octavia. El correo vasco

“Octavia es una película densa, ambiciosa y considerable, que exige la máxima atención del espectador, acostumbrado en exceso al cine sonajero. Tras el ir y venir de los personajes se embroncan reflexiones, pasiones y sentimientos. Y todo ello contado con una sutil precisión y una crepuscular puesta en escena, en la característica longitud de onda de este perito en administrar sus silencios”.

“Hay filmes que te alborotan y otros que se dejan ver con una cierta melancolía, ésa es la impresión que causa Octavia, realzada por unas imágenes tersas, armoniosas e infinitamente elegantes, pespunteadas por el “Stabat Mater” de Pergolesi”.