Crítica / Octavia
Octavia. El Cultural de El Mundo

“Obra-memoria y ensayo lírico a la vez, Octavia no pertenece al campo de la narrativa. Nadie debería buscar en sus imágenes las pautas dramáticas, los códigos de verosimilitud o los esquemas propios de la representación naturalista, porque la verdadera naturaleza de la propuesta (más cercana a las reflexiones en voz alta insertas en algunas obras de Godard, en ciertos ensayos de Chris Marker, en algunas propuestas de Straub y Huillet) es otra muy diferente”.

“Pero sus cauces expresivos no son los del relato dramatizado, sino los de un oratorio-confesión, casi los de un auto sacramental irónico y, por supuesto, laico, conjugado en riguroso presente pero capaz de invocar los recuerdos del pasado sin llegar a formalizar ni un solo flash-back”.

“Surge así una obra tan arriesgada como sincera, un trabajo de investigación y búsqueda personal que el jurado del reciente festival de San Sebastián no debería haber olvidado y que se integra, con pleno derecho, entre lo más estimulante, hondo y productivo que pueden ofrecer, hoy en día, las pantallas españolas”.