Noticias /
Ciclo de Filmoteca Española sobre Basilio M. Patino

La Filmoteca Española dedica un ciclo a la obra completa de Basilio Martín Patino durante el mes de febrero. Las sesiones permiten conocer obras del realizador de su primera época y, por ello, escasamente conocidas, como es el caso de sus primeros trabajos cinematográficos. Así, junto a sus películas con mayor proyección, también se proyectarán cortos, documentales y otros proyectos que han jalonado la trayectoria del realizador y que explican las peculiaridades de búsqueda, de experimentación y de vanguardia de un cineasta singular.

Con partida en piezas de la infancia cinematográfica de Martín Patino como Imágenes de un retablo (1955) o la práctica en el IEEC Tarde de domingo (1960), sus documentales El noveno y Torerillos-61 o Letreros de Madrid, por la pantalla de la Filmoteca van a desfilar también películas tan destacadas como Nueve cartas a Berta (1967) –día 4–, Del amor y otras soledades (1969) –día 5–, Canciones para después de una guerra (1971) –día 6–, así como las dos obras filmadas en la clandestinidad, Queridísimos verdugos (1973) –día 7—, y el día 8 Caudillo (1978), cuando se proyecta de nuevo Nueve cartas a Berta.

El martes día 10 se reanudan las sesiones con la proyección del documental Hombre y ciudad (1981), así como con la experiencia de revista cinematográfica que fueron los dos números de La nueva ilustración española (1984). También se proyectarán secuencias de Inquisición y libertad (1982), obras en las que, junto con José Luis García Sánchez el realizador comenzó a experimentar con las posibilidades del vídeo. Tras una etapa separado del cine, Martín Patino regresó con Los paraísos perdidos (1985), que se presentará el día 11, al igual que en otra sala se proyectarán las imágenes de las piezas –128 m– del Retablo de la guerra civil española (1980), que alcanzaron gran eco en su momento como apoyatura de una exposición sobre el conflicto armado.

Será el día 12 cuando se pueda conocer una de las películas más destacadas del realizador, Madrid (1987), y también esa jornada otro film destacado en la trayectoria de Martín Patino, La seducción del caos (1991), reconocido con el oro en el festival de Tv de Cannes. Dos obras cargadas de interrogantes y de espacios abiertos para la inteligencia del espectador.

A partir del día 13 hasta el 18 se abrirá la proyección de las obras que configuran otro momento de especial relevancia en el trabajo de Basilio M. Patino, con las películas –nunca documentales– que integran Andalucía, un siglo de fascinación, con Ojos verdes, Casas Viejas, el grito del Sur, El jardín de los poetas, Carmen y la libertad, las dos piezas de Desde lo más hondo: Silverio y El museo japonés, y Paraísos.

El día 19 volverá a proyectarse Del amor y otras soledades. Dos piezas singulares, que explican el afán de búsqueda de Martín Patino, se ofrecerán el día 21, Capea (2005) y Espejos en la niebla (2008), que supone una muestra de las posibilidades audiovisuales exploradas por el realizador sobre un momento histórico y un personaje destacados. Será el día 22 cuando se proyecte la que ha sido la última película tradicional de Basilio Martín Patino, Octavia (2002), donde el director vuelve a retomar el ámbito de una ciudad y un tiempo que van más allá del espacio físico que representa Salamanca.

Será el día 24 cuando se proyecte La décima carta (2014), la película de Virginia García del Pino que traslada la situación actual de Basilio Martín Patino. Después, el día 25, tras la nueva proyección de Canciones para después de una guerra, se dispondrá una mesa redonda en torno a la figura de BMP, con intervención de José Luis García Sánchez, Juan Antonio Pérez Millán, Maite Conesa y Virginia García del Pino. El día 27 se ofrecerá Libre te quiero (2012), con las imágenes del movimiento 11-M filmadas en la Puerta del Sol, y terminarán las proyecciones en la jornada siguiente con La décima carta.